Rue St. Martin

Lausana, Suiza.

El edificio se integra en la trama de la ciudad mediante una serie de operaciones volumétricas que respetan el carácter histórico de su contexto, prestando especial atención a la importante presencia de la catedral. En primer lugar, completa la línea continua de fachadas de la calle St Martin estableciendo un diálogo con sus edificios colindantes a través del orden de fachada, huecos, y del uso de materiales. Del mismo modo, respeta la disposición de alturas y retranqueos en los cuerpos áticos que le dan continuidad al entorno arquitectónico de la ciudad. Por otro lado, el volumen se fragmenta en dos cuerpos dispuestos sobre un basamento común. Esta operación hace que se lea como un proyecto unitario hacia la calle St Martin, mientras que respeta la vista fragmentada de la ciudad histórica desde el Promenade de la Solitud enmarcando la presencia de la Catedral. La propuesta establece una relación volumétrica  directa con las tipologías residenciales tradicionales del centro de Lausana.

Con el objetivo de integrar la vida pública de los habitantes de la cuidad en el programa de la propuesta, el edificio maximiza la conexión entre las calles St Martin y Cesar-Roux, prolongando el Promenade de la Solitud. El volumen se dispone en un esquema permeable que establece conexiones físicas y visuales entre ambas calles, así como entre el parque y la cuidad consolidada. Propone la disposición de espacios públicos de estancia, así como el flujo a través de los mismos y la prolongación del paseo a lo largo de un suave descenso que enmarca las vistas de la Catedral, integrando el contorno de los nuevos cuerpos con el panorama urbano. El parque se integra en el basamento de la propuesta para crear un generoso espacio público, convirtiéndolo en un lugar de estancia con el telón de fondo del casco histórico, y no sólo un lugar de paso. El descenso termina en una plaza cubierta sobre la calle St Martin. Este es el punto de unión de los diferentes programas públicos, así como la zona de bienvenida al edificio. Establece una parada en este rápido eje, invitando al viandante al parque y contemplar las vistas de la ciudad.

Además de conseguir una densificación similar a su contexto urbano, la propuesta busca promover la diversidad social a través de la adecuación de espacios. Rue Sant-Martin se convierte en un destino dentro del casco histórico de Lausana.